Manolo García, en acústico por primera vez en Murcia

Con una gira que lleva por nombre ‘Acústico, acústico, acústico’, Manolo García pretende dejar más que claro cómo será su nuevo sonido en directo. El artista ha llenado por partida doble, esta noche y mañana -con entradas que oscilaban entre los 50 y 60 euros- el Auditorio Víctor Villegas de Murcia para mostrar por primera vez sus canciones con un giro más íntimo.

Tras más de cuatro décadas de prolífica carrera musical, el excomponente de El Último de la Fila, que firmó su primer contrato discográfico en los años 80, como parte de Los Rápidos para continuar su andadura junto a Quimi Portet en Los Burros, ha querido dar una vuelta de tuerca a sus temas más característicos, esos que su público espera encontrar. Acústico no es sinónimo de soledad en el escenario y en este caso el barcelonés estará arropado por siete músicos que enriquecerán la melodía de sus composiciones. Además de las guitarras españolas y acústicas, se podrá escuchar el sonido del laúd, el piano, el violín, el violonchelo, el contrabajo, el acordeón y la percusión. Instrumentos muy diferentes entre sí con los que los temas del artista adquieren nuevos matices y otra energía en un cuidado espectáculo en el que Manolo García se ha encargado también del diseño de la escenografía.

Con una gira que lleva por nombre ‘Acústico, acústico, acústico’, Manolo García pretende dejar más que claro cómo será su nuevo sonido en directo. El artista ha llenado por partida doble, esta noche y mañana -con entradas que oscilaban entre los 50 y 60 euros- el Auditorio Víctor Villegas de Murcia para mostrar por primera vez sus canciones con un giro más íntimo.

Tras más de cuatro décadas de prolífica carrera musical, el excomponente de El Último de la Fila, que firmó su primer contrato discográfico en los años 80, como parte de Los Rápidos para continuar su andadura junto a Quimi Portet en Los Burros, ha querido dar una vuelta de tuerca a sus temas más característicos, esos que su público espera encontrar. Acústico no es sinónimo de soledad en el escenario y en este caso el barcelonés estará arropado por siete músicos que enriquecerán la melodía de sus composiciones. Además de las guitarras españolas y acústicas, se podrá escuchar el sonido del laúd, el piano, el violín, el violonchelo, el contrabajo, el acordeón y la percusión. Instrumentos muy diferentes entre sí con los que los temas del artista adquieren nuevos matices y otra energía en un cuidado espectáculo en el que Manolo García se ha encargado también del diseño de la escenografía.

LEER LA NOTICIA COMPLETA EN “LA VERDAD”

Share this article on Facebook Twitter icon

Los comentarios están cerrados.